De empleado a emprendedor no hay más que 10 ideas

article-image

 

GUACIMARA ALONSO | Santa Cruz de Tenerife

 Siempre estamos buscando ideas o consejos que nos ayuden a decidirnos, que nos animen a dar esos primeros pasos en un nuevo camino. Si quieres cambiar tu rol de empleado a emprendedor aquí tienes algunas tareas por las que puedes empezar.

Para Alfonso Alcántara, asesor, coach y conferenciante en empleo 2.0, la mejor forma de comprobar si nuestra botella está medio llena o medio vacía es actuar y para saber cómo nos sentimos a media que avanzamos.

Por eso, en su blog  Yoriento no da diez ideas para pasar de empleado a emprendedor y, así, decidir de una vez cuál puede ser tu siguiente paso. ¿Por cuál quieres empezar?

1. Estar en la web social: clientes, proveedores, posibles socios o inversores… ahora es más fácil contactar con todos ellos a través de la Red. Posiciónate, crea tus perfiles y úsalos.

2. Ser un profesional: estar en la Red no te convierte en profesional, debes ofrecer algo a aquellos que contactan contigo. Convierte las redes sociales en tu escaparate. Además aprovecha las herramientas online que te permitan cualificarte.

3. Visualizar una nueva zona de confort: marca una meta antes de dar el siguiente paso. Cuáles pueden ser tus puntos fuertes y qué va a diferenciar tu proyecto de otros son detalles que debes definir antes de elaborar tu cartera de servicios.

4. Demostrar profesionalidad vendiendo tu marca: preséntate en las redes explicando qué problemas puedes resolver a tus potenciales clientes y comparte contenidos relacionados con esa temática para construir una buena reputación.

5. Aprender de los éxitos, no de los fracasos: no malgastes demasiado tiempo planificando tus estrategias, ve dando pequeños pasos, consigue hitos y aprende de tus éxitos a pequeña escala para motivarte y conseguir otros mayores. No busques la perfección, ¡actúa!

6. Conseguir usuarios, clientes e inversores: que te visiten, que adquieran tus productos o servicios y, finalmente, que te apoyen para expandir tu negocio. Si no sabes cómo llegar a estos objetivos puedes fijarte en otros modelos de negocio o pedir consejo a otros profesionales de tu sector.

7. Crear cuentas sociales: aunque tengas más actividad en aquellas que más se adapten a tus necesidades, intenta utilizar el mayor número de redes sociales posibles: cuantos más perfiles tengas, más fácil será encontrarte, a ti y a tu marca.

8. Déjate querer: una vez te encuentran, debes saber enganchar a tus usuarios. Crea tu propio espacio en la Red, un blog apoyará tu campaña de promoción en las redes sociales. Ofrece contenidos de interés relacionados con tu campo de trabajo, que tu blog sea un valor añadido a tu carta de servicios.

9. Hacer contactos: cualquier conversación a través de las redes sociales se convierte en una entrevista de trabajo. Establece buenas conexiones y cuida a tus contactos para poder pedirles ayuda cuando los necesites.

10. Ser optimista: el pesimismo está pasado de moda. Encuentra tu motivación a medida que avanzas con tus ideas, la mejor forma de tener ganas de hacer algo es pasar a la acción. El que no arriesga no gana, así que arriésgate a probar si tu idea funciona.

Ya sabes, dando pequeños pasos puedes recorres un largo camino. ¡No te desanimes! Pasa a la acción y ve decidiendo cuál va a ser tu siguiente movimiento a medida que avances. Conseguir hitos te ayudará a mantenerte motivado.

¿Te gusta este contenido? ¡Compártelo!

Comentarios
  1. Andoni Salazar

    7 / 11 / 2013 9:26

    Muy buena entrada, el paso 10 muy importante la verdad, siempre hay que ser optimista, me apunto todos los pasos para el día demañana.
    Por si os interesa os dejo un link muy interesante con documentales de información política y económica que mueve los mercados: http://k-now.tv/

    Reply

    • 7 / 11 / 2013 10:33

      Hola, Andoni.
      Muchas gracias por tu comentario y por el enlace. Ten por seguro que lo miraremos en busca de información útil para nuestro portal!

      Reply

Nombre:

E-mail:

Web:

Comentario:

Comentar